DE PASTOR A PASTOR

La Iglesia contemporánea precisa un despertar espiritual en la vida de los pastores; que amen a Dios más que a su éxito personal; que estudien a fondo la Palabra y traigan alimento nutritivo al pueblo; que vivan en oración y sean ejemplo de piedad para el rebaño. Pastores que den la vida por las ovejas en lugar de explotar la grey; que no se doblen al pragmatismo ni vendan su conciencia por dinero o éxito.



Gs. 115.500